• Inicio
Cargando...
Un compendio de posibles infracciones de este artículo del Código Penal.

- Pulsar aquí para ver el artículo –


¿El islam infringe el nuevo Código Penal?


martes, 30 de junio de 2015

« SIN COMENTARIOS - Pulsar para comentar»


Ningún “infiel” hace esto con las mezquitas
pero los musulmanes sí lo hacen con las iglesias.
¿Esos musulmanes actúan vulnerando el Corán?


Para dejar definitivamente claro si el islam es pacífico y no debemos oponernos a su bondadosa, tolerante y fraternal invasión, desechando cualquier sentimiento de recelo y aceptando confiadamente todo cuanto significa esa religión de paz, hay dos preguntas esenciales sin respuesta. Mejor diré sin respuesta oficial, porque la respuesta está al alcance de todo aquel que la quiera ver y quienes hayan leído los artículos anteriores ya la tienen:

¿Algunos de los contenidos del Corán vulneran nuestro Código Penal?

¿Los musulmanes “radicales” vulneran el Corán cuando persiguen cristianos?

Más adelante, surjirán otras dos preguntas:

¿Somos todos iguales ante la Ley o los musulmanes están a salvo del art. 510?

¿Se aplicará el art. 510 al islam o sólo a los españoles que inciten al odio hacia los musulmanes?

Y a estas dudas añado una última: ¿Se incita al odio cuando se cuestiona el pacifismo del islam basándose en sus propios contenidos o hay que callarse y disimular para que no se ofendan quienes profesan una religión que incita al odio contra nosotros, los no musulmanes? ¿El presente artículo puede ser denunciado por islamófobo e infringir la ley?

La ignorancia es muy atrevida y todo es posible, pero se lo habrían de pensar porque abrirían la caja de los truenos en varias direcciones. Aunque quizás sea eso lo conveniente y airearlo hasta que la ciudadanía llegue a tomar conciencia del problema contribuya a terminar de una vez con mecenazgos injustificados y falsas posturas democráticas.

Ya está bien de hipocresías y ya están haciendo falta medidas exigiendo, por ejemplo, una declaración jurada donde los musulmanes acogidos renuncien a todos aquellos artículos del islam que puedan infringir las leyes españolas, del mismo modo que en otros países –democráticos y civilizados– se exigen similares compromisos que no tienen otras miras que hacer cumplir las leyes sin excepciones.

¿Cuál es el inconveniente que impide que aquí se exija el compromiso de cumplir la Constitución y leyes españolas? Pues porque, además de que nuestros políticos son muy temerosos o muy cómplices con el islam no se puede ser musulmán a la carta, esto me gusta y esto no me gusta del Corán y no lo acato ni cumplo.

Mañana entra en vigor la nueva redacción de algunos artículos del Código Penal (C.P.), entre ellos el artículo 510 relativo a la incitación al odio que, en principio, debía proteger a los musulmanes contra la islamofobia.

Pero ha resultado una trampa para ellos por cuanto su redacción presuntamente convierte al Corán, definitiva e irremediablemente, en un libro que infringe nuestras leyes en algunos de sus contenidos y, consecuentemente, punible junto con algunos otros mandatos islámicos que públicamente fomentan, promueven e incitan directa e indirectamente al odio, hostilidad, discriminación y violencia contra los infieles y, en algunos casos, contra la mujer. Es evidente y probado que el Corán contiene versículos presuntamente delictivos conforme a las leyes penales y los derechos humanos vigentes.

Al islam nadie se atreve a calificarlo como corresponde por miedo a sus represalias. Y quienes generan tal miedo no pueden ir presumiendo de pacíficos ni pretender convencernos de ello aún mostrando su cara más amable, moderada y tolerante. ¿Hay por ahí algún valiente que no tenga miedo a posibles represalias si alguien en el mundo islámico –incluso un musulmán moderado– se siente ofendido por algo dicho o escrito o tan simple como una caricatura? Esta realidad no se corresponde con una religión de paz y no resiste comparación alguna con otras religiones. ¿Alguien tiene miedo a los cristianos, budistas o mormones?

Pero antes de seguir, que quede claro: Una parte de los mandatos coránicos nunca han sido compatibles con nuestras leyes a pesar de haber sido tolerados y haberse hecho la vista gorda, pero ahora con la modificación del artículo 510 del Código Penal resulta muy ostensible que muchos versículos del Corán infringen todavía más claramente la ley y se hace ineludible aplicarla.

El Corán discrimina y divide el mundo en dos, el de los creyentes y el de los infieles. Así, cuando en alguno de sus versículos se dice “Matadles donde quiera que los encontréis…” no se refiere a otros que a los infieles, los no creyentes musulmanes.

Del mismo modo, el Corán infringe el art. 510 del C.P. por cuanto lesiona la dignidad de las personas cristianas mediante acciones que entrañan humillación, menosprecio y descrédito, tal como se desprende de los versículos y hadices que amenazan e incitación al odio y la violencia contra ellos.

El Gobierno lo ha dejado claro en más de un párrafo. También cometerán delito quienes incumplan el apartado 1-b) del artículo 510, que estipula: «– Serán castigados con una pena de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses: Quienes produzcan, elaboren, posean con la finalidad de distribuir, faciliten a terceras personas el acceso, distribuyan, difundan o vendan escritos o cualquier otra clase de material o soportes que por su contenido sean idóneos para fomentar, promover, o incitar directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo…», en este caso, los cristianos.

Todo eso constituye un delito, con independencia de que se practique o no, ya que según la ley española basta con incitar a ello.

Con el artículo 510 del Código Penal en la mano, las autoridades españolas responsables de que se cumpla la Ley, esas mismas autoridades que se la cogen con papel de fumar cuando se trata de examinar opiniones que pudieran herir la sensible honorabilidad de algunos, deberán adoptar con la misma sensibilidad las medidas que correspondan para que el Corán no sea públicamente exhibido en España por tratarse de un libro que claramente incita al odio y la discriminación e infringe por ello nuestras leyes. Y no puede argumentarse que los musulmanes residentes en España no asumen ni practican tales mandatos.

No importa si se cumplen o no, se trata de un contenido inadmisible que si tuviera otra procedencia ya habría sido prohibido y de no imponerse nuestra legislación al colectivo musulmán, se incurriría en un trato de favor que desmentiría la afirmación de que la Ley es igual para todos. ¿Por qué hemos de permitir a los islamistas lo que no se permite a otros?

Hacer caso omiso de cuanto desde la Justicia se acaba de legislar, podría convertir en prevaricador a más de un responsable de aplicar las leyes.

Así que elijan: Todos somos iguales ante la Ley o impunidad y prevaricación. La justicia tiene la palabra. Yo me limito a exigir que se cumpla la Ley allí donde no se cumple.

O eso o la derogación del artículo 510, o una nueva modificación que lo haga light.

Un grave dilema para los desatinados legisladores responsables del embrollo.


Leer más »


¿El Estado Islámico mata siguiendo el Corán? – 5ª parte


lunes, 29 de junio de 2015

« SIN COMENTARIOS - Pulsar para comentar»

Los asesinos siempre son musulmanes que dicen
obedecer al Corán exterminando a los infieles.
Sus versículos refutan que sea una religión de paz.

- La incitación al odio es un delito. La difamación también.
Pero cuando se revelan las consignas más crueles del islam
no se incita al odio, sólo se previene contra el mal que nos
acecha usando una legítima defensa a que tenemos derecho.
Tampoco se difama al islam cuando lo que se citan son sus
propias palabras. Son ellos los que amenzan y no nosotros.
Son ellos -su Corán- los que incitan al odio contra nosotros.
Nadie sino ellos mismos incitan al rechazo de sus acciones.
Ni incitar al odio ni difamar al islam es la intención de este
Blog, solamente dar a conocer lo que se oculta con malicia
para aparentar que el islam es sólo paz, bondad y tolerancia.
Por el contrario, contiene intolerancia, hostilidad, violencia,
discriminación, menosprecio e incitación al odio contra los
no creyentes, todo lo cual infringe claramente el nuevo art.
510 del Código Penal español.



LA HIPOCRESÍA reina en los organismos internacionales

Es un fenómeno digno de estudio. La izquierda apoya el islam y trata de justificar las acciones de los violentos adoptando los argumentos de los musulmanes moderados: Los que matan en Siria no forman parte del islam, están excluídos. En lugar de tratarse de sus más rigurosos seguidores, son extremistas que no interpretan correctamente el Corán porque “el verdadero islam es pacífico, misericordioso y tolerante”.

Una frase que ha llegado a convertirse en un lema indiscutible repetido siempre que sucede algo que causa repulsa a la gente civilizada. Sin embargo, el Corán, los hadices y la sunna del profeta Mahoma son tan explícitos que los musulmanes son incapaces de demostrar lo contrario y se aferran al lema pacifista como si lo demás no existiera.

Siguiendo esas pautas de ocultación de que el Corán incita al odio y a la violencia contra los no musulmanes, en el Parlamento Europeo los socialistas, apoyados por las demás ideologías de izquierda, han intentado boicotear una resolución sobre la persecución de los cristianos, a raíz de la matanza de estudiantes en Kenia y a iniciativa de la española Teresa Jiménez-Becerril, del Partido Popular.

A principios de abril, en la Conferencia de Presidentes de la Eurocámara, Martin Schulz, el socialista que preside el Parlamento Europeo, apoyado por los representantes del Grupo Socialista, de la Alianza de los Liberales y Demócratas, y de la Izquierda y los Verdes, pidió cambios en la resolución presentado por la eurodiputada española, especialmente en el título.

Schulz y los representantes citados quisieron cambiar el título del texto presentado por la diputada española, “Resolución sobre la persecución de los cristianos en el mundo”, por el más ambíguo de “Resolución sobre la matanza de los universitarios de Kenia”. De esa forma, el dirigente socialista quería eliminar la referencia a los cristianos y limitarse a un único acontecimiento reciente, en el que “también murieron personas de otras religiones”.

A pesar de que la maniobra era suprimir la referencia a la matanza de cristianos que se viene repitiendo en muchos países y limitarla a un suceso concreto, como si se tratase de un hecho aislado y no especialmente contra los cristianos –con los que se ensañaron en Kenia– el Partido Popular sacó adelante la resolución con el texto original a pesar de la oposición de Schulz y de eurodiputados españoles que se posicionaron claramente en contra.

El presidente del Parlamento Europeo, los socialistas y la izquierda exigieron un cambio de título al texto, pero en la votación se impusieron los populares Después de la votación, el título sobre la “persecución a los cristianos en el mundo” ha obtenido un respaldo mayoritario, con 192 votos a favor, 134 en contra, y 13 abstenciones.

Teresa Jiménez-Becerril y su grupo querían recordar las diversas operaciones contra cristianos en Siria, Egipto, Libia, Nigeria, Irak, Pakistán, etc.- “Hay párrafos y referencias sobre todas y cada una de estas matanzas” y explica que por ese motivo “apostamos por un título que recordara que el 80% de los cristianos son perseguidos en el mundo”. En ese sentido, la eurodiputada ya dejó claro, en una columna de ABC, que era necesario hacer una resolución en el Parlamento Europeo sobre esa persecución.

La maniobra de la izquierda resulta especialmente indecente si no perdemos de vista –como recuerda la diputada del PP– que el 80% de los cristianos son perseguidos en el mundo, una gigantesca persecución mundial que no puede limitarse a un único suceso en Kenia.

El Parlamento Europeo debatirá esa resolución contra la persecución que padecen los cristianos en todo el mundo, pero serán sólo palabras, no sólo todo quedará en palabras sino que esas palabras habrán sido discutidas por la izquierda más vil para que el islam no quede en entredicho.

También la ONU está putrefacta por una ideología que debería haber sido declarada enemiga de la Humanidad. Según afirmó mons. Bernardito Aúza, observador permanente vaticano ante la ONU, nunca se ha mencionado específicamente a los cristianos en el Consejo para los Derechos Humanos de la ONU. Y es que este Consejo está controlado por la izquierda.

«La persecución de los cristianos a nivel global: una amenaza a la paz y a la seguridad internacional» es el título de la conferencia pronunciada el 17 de abril en la sede de las Naciones Unidas de Nueva York por monseñor Bernardito Aúza. El religioso recordó los duros llamados de Papa Francisco a la comunidad internacional para que «no permanezca muda e impasible» ante crímenes inaceptables. Los mártires de hoy, observaba el Pontífice, «son más numerosos que en los primeros siglos».

Entre 2006 y 2012, afirmó mons. Aúza, los cristianos fueron afectados por persecuciones o discriminaciones en 151 de los 193 Estados miembros de las Naciones Unidas. «Esto indica –subrayó con fuerza– un fracaso colectivo de esta organización internacional, cuyo objetivo es el de salvar a los pueblos y a las naciones del flagelo de la violencia y de las agresiones injustas». Mons. Azúa recordó que «entre 100 y 150 millones de cristianos sufren persecución en el mundo de hoy». Me pregunto qué pasaría si los perseguidos fueran los musulmanes.

El observador permanente del Vaticano ante la ONU recordó que el mes pasado –marzo 2015–en Ginebra, en el Consejo para los derechos humanos de las Naciones Unidas, 65 países –la ONU la componen 193 países– firmaron una declaración para sostener los derechos humanos de los cristianos y de otras comunidades, en particular en el Medio Oriente. «Fue la primera vez en la que se mencionó explícitamente la categoría de los cristianos en el Consejo para los derechos humanos», indicó.

Una declaración que si implica alguna acción de la ONU que deba debatirse, tendría 128 votos en contra frente a los 65 que suscribieron la declaración. Papel mojado, buenas palabras y un nuevo baldón para esa indigna organización que es la ONU, que se mueve por intereses antes que por cualquier otro motivo. Para mayor vergüenza de los países “democráticos”, la declaración en favor de los derechos humanos de los cristianos fue redactada por Rusia, la Santa Sede y el Líbano.

Al día de hoy no todos los musulmanes están practicando la violencia y el terrorismo, ¿pero qué garantía hay de que un musulmán que hoy no practica la violencia no la vaya a practicar nunca? Puede ser que hoy no esté muy preocupado por su salvación por estar ocupado en su vida diaria y no estar en un contacto muy cercano con los islamistas radicales ¿pero si cambia su vida mañana?

El Corán, tal como queda descrito en sus versículos, sigue estando vigente y seguirá influenciando en la vida y el comportamiento de sus seguidores del mismo modo que los interesados en el terrorismo y el radicalismo islámico nunca dejarán de trabajar para que todos los musulmanes se porten como “auténticos musulmanes”, fieles seguidores de las enseñanzas del Corán, cuando sean requeridos. Entonces, los musulmanes moderados de hoy ¿seguirán siendo moderados?

Mientras el Corán no cambie, en ninguna parte del mundo existe la garantía de que los musulmanes moderados van a seguir siendo moderados. Y aunque así sea, ese islam moderado sigue pacíficamente amenazando, penetrando poco a poco en la cultura, leyes y tradiciones de los países que les dieron acogida. Así hasta colonizarlos e implantar el islam, un objetivo de todos los musulmanes por muy pacíficos que sean. ¿Conocen algún musulmán a quien no le gustaría que España fuera totalmente musulmana?

La triste conclusión es que mientras no se reformen las leyes islámicas para anular todo aquello que significa una amenaza para los no creyentes en el islam, la distinción entre “islam violento” e “islam pacífico” es una distinción provisional porque los versículos y preceptos violentos también son de obligatorio cumplimiento cuando se dieran las circunstancias que lo justificasen, así que los calificativos “moderado” y “pacífico” deben considerarse como adjetivos de conveniencia porque el Corán nunca podrá ser reformado.

No olvidemos que se trata de una distinción que reclaman los propios musulmanes moderados porque así interesa políticamente. Nadie puede identificarse con la violencia sin ser rechazado y tengan la seguridad de que si no mediasen intereses diversos, si los gobiernos fueran libres para aplicar las leyes democráticas y los derechos humanos, el islam habría sido declarado contrario a las leyes y derechos humanos internacionalmente reconocidos y tenazmente reclamados pero nunca aplicados y exigidos al mundo islámico, que sigue conviviendo con sus preceptos coránicos en países donde normalmente estarían fuera de la ley. A ninguna asociación se le permitirían unos estatutos que contuvieran las mismas atrocidades que el Corán o que incitaran al odio contra los diferentes como el Corán lo hace.

A partír del próximo 1 de julio 2015, el artículo 510 del Código Penal español penalizará la violencia, el menosprecio y la incitación al odio que emanan del Corán y lo sitúan en el ámbito penal, una situación que parece indudable será ignorada y soslayada por quienes no dudarán en aplicar la ley a cualquier otro infractor. Un Código Penal que para los musulmanes no tendrá consecuencias y que, por el contrario, les defenderá de críticas incómodas e irrebatibles.

Y recuerden, un único Corán para todos los musulmanes. Dicho sea todo lo anterior para recordar una realidad, sin ánimo de incitar a nada que no sea el rechazo expreso y público de todos los musulmanes a esos versículos que nos amenazan.

Eso sí que sería auténtico pacifismo y no hipocresía.

No cuenten con ello.


Leer más »


¿El Estado Islámico mata siguiendo el Corán? – 4ª parte


sábado, 27 de junio de 2015

« SIN COMENTARIOS - Pulsar para comentar»


Ninguna religión ordena cometer estos actos criminales.
Nadie mata en nombre de ningún Dios, excepto en el nombre de Alá.
Si así se hace es porque así está escrito que se haga.

- La incitación al odio es un delito. La difamación también.
Pero cuando se revelan las consignas más crueles del islam
no se incita al odio, sólo se previene contra el mal que nos
acecha usando una legítima defensa a que tenemos derecho.
Tampoco se difama al islam cuando lo que se citan son sus
propias palabras. Son ellos los que amenzan y no nosotros.
Son ellos -su Corán- los que incitan al odio contra nosotros.
Nadie sino ellos mismos incitan al rechazo de sus acciones.
Ni incitar al odio ni difamar al islam es la intención de este
Blog, solamente dar a conocer lo que se oculta con malicia
para aparentar que el islam es sólo paz, bondad y tolerancia.
Por el contrario, contiene intolerancia, hostilidad, violencia,
discriminación, menosprecio e incitación al odio contra los
no creyentes, todo lo cual infringe claramente el nuevo art.
510 del Código Penal español.



VERSÍCULO que discrimina entre creyentes y no creyentes

VERSÍCULO Al Hujurat 49:15 – “Son Mo´min únicamente los que creen en Alá y en Su Enviado, sin abrigar ninguna duda, y hacen Yihad por Alá con su hacienda y sus personas. ¡Ésos son los veraces!”

Este versículo no es un versículo normal como otros que hablan de combatir contra los infieles por Alá, sino aquí hace hace diferencias y discrimina entre los tipos de humanos. Los que creen en Alá y en Su Enviado y los que no.

La palabra Mo´min viene de idioma árabe que significa el humano verdadero y amado por Alá por ser creyente, por no dudar acerca de Alá y Mahoma y por hacer la Yihad por Alá.

Los que no creen en Alá y Mahoma parece que no son verdaderos humanos, presuntamente su vida no tiene ningún valor y han nacido por morir a manos de los musulmanes durante la Yihad. Esta parece ser la mentalidad y la gran discriminación de la religión de la “paz y justicia”.


VERSÍCULO de la enseñanza de la venganza

VERSÍCULO At Tauba 9:36 - El número de meses, para Alá, es de doce. Fueron inscritos en la Escritura de Alá el día que creó los cielos y la tierra. De ellos, cuatro son sagrados: ésa es la religión verdadera. ¡No seáis injustos con vosotros mismos no respetándolos! ¡Y combatid todos contra los asociadores como ellos también combaten todos contra vosotros! Y sabed que Alá está con los que Le temen.

A través del Corán, el islam enseña a los musulmanes a vengarse. No encontramos en ningún sitio del Corán donde se diga que hay que perdonar a los que os hacen sufrir. Nada parecido a poner la otra mejilla. Lo único que dice es combatir, yihad, matar y vengarse.

Este versículo no tiene ninguna novedad y dice lo mismo que se repite, que los musulmanes deben combatir contra los que combatan a los musulmanes. No hace falta solucionar las cosas con amor, negociaciones o debates. Lo que hay que hacer es combatir (hacer la Yihad) y matar directamente.

Imagínese si los musulmanes tuvieran un poco más de poder económico y político en este mundo. ¿Qué pasaría con los no creyentes?

Gracias a el “Corán” Todos los terroristas son musulmanes

Los islamistas siempre dicen para defender su libro sagrado que “No todos los musulmanes son violentos”. Es cierto. No todos los musulmanes son terroristas, ni violentos ni asesinos, pero ¿han notado ustedes una cosa? que no todos los musulmanes son terroristas pero todos los terroristas son musulmanes. ¿Saben ustedes al menos de un atentado terrorista de nivel internacional en los últimos 10 años que fuera cometido por los cristianos o judíos? No hay ninguno. Por el contrario, sólo recordarán algunos de estos, cometidos por musulmanes fanáticos que dicen cumplir lo señalado por el islam:

9/11 Nueva York
07/07 Londres
11/03 Madrid
26/11 Mumbai
Israel: Diariamente. No hace falta ni indicar una fecha
Afganistán: Explotaciones Bombas Suicidios incontables
Iraq: Matanza por los musulmanes en el nombre del santa yihad

Todos estos momentos oscuros de la historia han sido llevados a cabo por los musulmanes que querían ser mártires “para provocar la sonrisa a Alá”. Ellos saben –y así se les ha hecho creer– que matar no es malo para lograr el éxito de la yihad, gracias a la educación coránica que convierte un ser humano en yihadista.

Los islamistas inteligentes que tienen capacidad de manipular al mundo siempre dicen que hay dos tipos de musulmanes. El primer tipo son los musulmanes radicales y el segundo los musulmanes moderados, pero dejen que les aclare una cosa a la vista de un par de versículos:

Todos los que creen en el Corán tienen la misma ideología

Si son verdaderos musulmanes, no existen musulmanes moderados.

Los verdaderos musulmanes respetan el Corán en su integridad y ello incluye la violencia, el odio por razones religiosas y el asesinato. En realidad no hay dos tipos de musulmanes, hay un sólo tipo de musulmanes aunque una parte de ellos no emplee la violencia y nos invada pacíficamente conquistando tierras para el islam, principal mandato del Corán. Un musulmán estrictamente siempre es un musulmán que sigue la educación del Corán, y éste dice:

VERSÍCULO An Nisa 4:56 - A quienes no crean en nuestros versículos les arrojaremos a un fuego. Siempre que se les consuma la piel, se la repondremos, para que conozcan el castigo. Alá es poderoso, indudable.

VERSÍCULO An Nisa 4:57 - A quienes crean en Alá y obren bien, les introduciremos en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos, en los que estarán eternamente, para siempre. Allí tendrán esposas purificadas y haremos que les dé una sombra espesa.

Si los islamistas dicen que ellos son musulmanes moderados y que no creen en la violencia, mienten. En el versículo mencionado antes 4:56 dice claramente y estrictamente que los que no creen o no siguen los versículos del Corán serán castigados y arrojados en el fuego. Y un musulmán nunca quiere ser castigado por Alá. Eso implica que todos los musulmanes deben creer y respetar cada uno de los versículos del Corán a pesar de que unos intenten mantenerse pacíficos y moderados y otros lo disimulen en público.

Pero si respetan el Corán han de creer en todos sus versículos, lo cual significa que también deben creer en los versículos que llevan miles de mensajes del yihad, odio hacia los infieles, discriminación contra las mujeres etc.- Un musulmán nunca tiene opción para elegir cuales son los versículos que quiere seguir y cuales son los que no le gustan y no quiere seguir.

Tampoco puede renunciar a esta religión que le ha sido impuesta bajo pena de muerte. No existe la apostasía y forma parte de una religión con unas normas de obligado cumplimiento sin opción de elegir hasta donde quiere cumplirlas. No obstante, en la práctica, lejos de los países musulmanes más radicales, un musulmán puede ignorar todo cuanto guste del Corán, pero eso no convierte a su religión en pacífica ni a él en el mejor musulmán, el más cumplidor.

El Corán dice en las palabras muy claras que los que no respetan o no creen cada uno de los versículos serán castigados y serán considerados infieles. En esta tesitura, si las enseñanzas del Corán llaman para la violencia contra los no-musulmanes, entonces los musulmanes “verdaderos” no tienen ningún otro opción excepto llegar a ser radicales, violentos y terroristas.

Así que, si por un lado los musulmanes dicen que son verdaderos musulmanes y creen en el Corán y por otro dicen que son musulmanes moderados y no creen en la violencia ¿Cómo es posible? Una cosa y otra no son compatibles.

Tampoco se puede ser medio musulmán cumpliendo sólo una parte de sus preceptos. Naturalmente que existen musulmanes pacíficos, pero a nivel personal, nunca como colectivo. Sólo existe gente pacífica que profesa una religión violenta, así que cuando se habla de una religión de paz no debe generalizarse.

No existe tal religión. Es una parte de sus fieles los únicos que son pacíficos, pero estos parece que no son musulmanes auténticos. Quizás algún día lo sean.

Los anteriores versículos les sacarán de dudas.


Leer más »


¿El Estado Islámico mata siguiendo el Corán? – 3ª parte


jueves, 25 de junio de 2015

« SIN COMENTARIOS - Pulsar para comentar»

El menor, ex-escolar francés de 12 años,
asesinó al rehén de un tiro en la nuca.
Debe creer que según el islam hace lo correcto.
Y según el Corán, parece que lo es.

- La incitación al odio es un delito. La difamación también.
Pero cuando se revelan las consignas más crueles del islam
no se incita al odio, sólo se previene contra el mal que nos
acecha usando una legítima defensa a que tenemos derecho.
Tampoco se difama al islam cuando lo que se citan son sus
propias palabras. Son ellos los que amenzan y no nosotros.
Son ellos -su Corán- los que incitan al odio contra nosotros.
Nadie sino ellos mismos incitan al rechazo de sus acciones.
Ni incitar al odio ni difamar al islam es la intención de este
Blog, solamente dar a conocer lo que se oculta con malicia
para aparentar que el islam es sólo paz, bondad y tolerancia.
Por el contrario, contiene intolerancia, hostilidad, violencia,
discriminación, menosprecio e incitación al odio contra los
no creyentes, todo lo cual infringe claramente el nuevo art.
510 del Código Penal español.



VERSÍCULOS que incitan el odio contra los cristianos
VERSÍCULO At Tauba 9:29 - ¡Combatid (Hacer Yihad) contra quienes, habiendo recibido la Escritura, no creen en Alá ni en el último Día, ni prohíben lo que Alá y Su Enviado han prohibido, ni practican la religión verdadera, hasta que, sean humillados (pobres y sin poder) y paguen el tributo directamente!

Dicen algunos musulmanes para defender su religión, que el Islam les enseña a respetar todas las religiones y creer en la libertad religiosa de cada uno ¿pero donde lo dice?

El presente versículo es otra muestra de que el Islam no puede soportar la existencia de gentes que siguen otras religiones. En este versículo del Corán dice que los musulmanes deben hacer yihad contra los que no aceptan a Alá como el único dios, Mahoma como el ultimo profeta y el Islam como el única y verdadera religión del mundo, hasta que los no creyentes sean humillados y pobres sin ningún tipo de poder y sean sometidos a los musulmanes como esclavos y paguen un impuesto a los musulmanes (el precio para estar vivo).

Y otra cosa más, muy importante en este versículo a tener en cuenta, es que es un mensaje especialmente contra el mundo cristiano, porque se menciona que “los musulmanes deben combatir contra los que han recibido la escritura pero aún no creen en Alá”. Aquí se refiere a los cristianos porque son ellos los que tienen la misma escritura recibida de Dios.

El responsable de la persecución y sufrimiento que afrontan los cristianos en países islámicos es este versículo y otros similares que ordenan a los musulmanes torturar los cristianos, hacerles sufrir, humillarles, quemar y destruir sus lugares de oración y forzarles para convertirse al islam.

VERSÍCULOS que no permiten hacer amistad con los infieles

Los infieles son enemigos declarados y no deben estar en este mundo que parece haber sido creado solamente para los musulmanes. Así queda claro en los siguientes versículos.

VERSÍCULO An Nisa 4:89 - Querrían que negarais la verdad como ellos la han negado, para que fuerais iguales. Por tanto no hagáis amistad con ellos ni les toméis por aliados vuestros, hasta que no abandonen sus hogares para marchar en el camino de Alá (Yihad) con vosotros. Y si se cambian su pensamiento, atrapadlos y matadlos allí donde quiera que los encontréis y No aceptéis su amistad ni auxilio.

VERSÍCULO An Nisa 4:101 - Cuando estéis de viaje, no hay inconveniente en que abreviéis la azalá, si teméis un ataque de los infieles. Los infieles son para vosotros enemigo declarado.

VERSÍCULO An Nisa 4:144 - ¡Creyentes! No toméis a los infieles como amigos, en lugar de tomar a los creyentes. ¿Queréis dar a Alá un argumento manifiesto en contra vuestra?

VERSÍCULO que Incita el odio particularmente contra los judíos

VERSÍCULO Al Maida 5:82 – “Verás que los más enemigos a los creyentes son los judíos y los asociadores, y que los más amigos de los creyentes son los que dicen: “Somos cristianos”. Es que hay entre ellos sacerdotes y monjes y no son altivos”

El resultado de este tipo de versículos lo podemos ver en lo que está pasando contra los judíos de Israel. Los Israelíes sufren tanto por el terrorismo islámico por parte de Palestina como por muchos otros países musulmanes. La mayoría de los países musulmanes no quieren tener ni relación diplomática con Israel y es porque el Corán les advierte que los judíos son los mayores enemigos de los musulmanes.

Es otra muestra de que el Corán no promociona el amor y la humanidad hacia todas las personas, sino que incita a la violencia, la discriminación y el odio de varias maneras.

VERSÍCULOS que hacen sufrir y torturar a las mujeres

VERSÍCULO An Nisa 4:34 – “Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Alá manda que cuiden. ¡Amonestad a aquellas de quienes temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles! Si os obedecen, no os metáis más con ellas. Alá es excelso, grande.”

Según este versículo las mujeres son inferiores a los hombres, y deben ser gobernadas por éstos: "Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres porque Alá los ha hecho superiores a ellas".

Este versículo también dice con palabras muy claras que al hombre le está permitido pegar a la mujer y hacerla sufrir y castigarla dejándola sola en la cama. Ahí se ve el valor de las mujeres en el sistema del islam. De eso resulta que en los países islámicos millones de mujeres están torturadas y sometidas al machismo. Y los musulmanes quieren seguir estas mismas normas hacia las mujeres en Europa porque es lo que les enseña y permite el Corán.

VERSÍCULO Al Baqrah 2:223 – “Vuestras mujeres son campo labrado para vosotros. ¡Venid, pues, a vuestro campo como queráis, haciendo preceder algo para vosotros mismos! ¡Temed a Alá y sabed que Le encontraréis! ¡Y anuncia la buena nueva a los creyentes!”

El Corán compara a la mujer con un campo (tierra para sembrar) para ser usado por el hombre según su voluntad: "Vuestras mujeres son vuestro campo de cultivo; id, pues, a vuestro campo de cultivo como queráis". Según el Corán la mujer no es nada más que una muñeca que puede ser utilizada por el hombre y está a su servicio para el sexo en todo momento.

En ningún lugar del Corán se dice que los hombres y las mujeres tienen los mismos derechos. En ningún lugar se dice que sin ninguna duda hay que respetar a las mujeres. El Corán estaba escrito por un hombre machista y por eso contiene todo en el favor de los hombres. Es la otra razón por la que el Corán no es compatible con ningún país libre y donde nadie tiene derecho a pegar a otro. Nadie es superior a otro y cualquier Constitución democrática apoya la igualdad de los hombres y mujeres y los derechos humanos.

VERSÍCULOs que no permiten la libertad religiosa

VERSÍCULO Al Anfal 8:12 - Cuando vuestro Señor inspiró a los ángeles: “Yo estoy con vosotros. ¡Confirmad, pues, a los que creen! Infundiré el terror en los corazones de quienes no crean. ¡Cortadles del cuello, pegadles en todos los dedos!”

VERSÍCULO Muhammad 47:4 - “Y cuando tengáis un encuentro con los que se niegan a creer, golpeadlos en sus cuellos; y una vez los hayáis dejado fuera de combate, apretad las ligaduras y luego, liberadlos con benevolencia o pedid un rescate. Así hasta que la guerra deponga sus cargas. Así es, y si Alá quisiera se defendería de ellos, pero lo hace para poneros a prueba unos con otros. Y los que combaten en el camino de Alá, Él no dejará que sus obras se pierdan.”

VERSÍCULO Contra la libertad de expresión

VERSÍCULO Al Maida 5:33 - El pago para los que hacen la guerra a Alá y a Su mensajero y se dediquen a corromper en la tierra: serán asesinados brutalmente, o colgados a la muerte, o amputados de manos y pies opuestos, o expulsado del país. Sufrirán humillación en esta vida y terrible castigo en la otra.

Ya sabemos que cuando se dice “corromper” quiere decirse viciar o criticar lo que dice el Corán y demás leyes islámicas. Así que los críticos del islam son amenazados no sólo con la muerte sino con ensañarse con ellos, con ser asesinados brutalmente.

No basta con ser asesinados sino que deben hacerlo brutalmente. El Estado Islámico simplemente cumple estos preceptos que se encuentran en muchas de las leyes islámicas.

Después dicen que son unos tolerantes, pacíficos y cariñosos angelitos.

Seguramente la culpa es nuestra. Es que no les entendemos.



Leer más »


¿El Estado Islámico mata siguiendo el Corán? – 2ª parte


martes, 23 de junio de 2015

« SIN COMENTARIOS - Pulsar para comentar»
Es el islam el que agrede e incita al odio
hacia los infieles y no al revés.

- La incitación al odio es un delito. La difamación también.
Pero cuando se revelan las consignas más crueles del islam
no se incita al odio, sólo se previene contra el mal que nos
acecha usando una legítima defensa a que tenemos derecho.
Tampoco se difama al islam cuando lo que se citan son sus
propias palabras. Son ellos los que amenzan y no nosotros.
Son ellos -su Corán- los que incitan al odio contra nosotros.
Nadie sino ellos mismos incitan al rechazo de sus acciones.
Ni incitar al odio ni difamar al islam es la intención de este
Blog, solamente dar a conocer lo que se oculta con malicia
para aparentar que el islam es sólo paz, bondad y tolerancia.
Por el contrario, contiene intolerancia, hostilidad, violencia,
discriminación, menosprecio e incitación al odio contra los
no creyentes, todo lo cual infringe claramente el nuevo art.
510 del Código Penal español.



Antes de seguir hay que hacer algunas consideraciones y matizar algunos aspectos fundamentales sobre el particular.

Numerosos versículos islámicos autorizan la violencia, imponen castigos medievales y ordenan luchar con las armas hasta que el islam triunfe. Entonces, ¿el comportamiento del Estado Islámico está justificado por el islam o es una herejía que excede los límites del Corán, según se lamentan los líderes musulmanes?

Entoces, si ese no es el islam verdadero ¿Por qué no se enseña en las escuelas musulmanas y en las mezquitas que esa parte del Corán ya no está vigente y no debe tomarse en consideración más que como textos históricos que forman parte del islam primitivo, sin vigencia en un mundo varios siglos evolucionado donde ya no se cortan cabezas ni manos como castigo y donde las leyes reconocen derechos humanos y libertades fundamentales e irrenunciables para todo ser humano?

Si el mundo musulmán repudia los asesinatos del Estado Islámico, ¿Por qué no toma medidas legislativas y corta de raíz las brutalidades que se cometen al amparo del Corán, aboliendo e invalidando todos esos versículos que incitan a la crueldad y la violencia? ¿O es que ese repudio es una simple representación de cara a un lavado de imagen?

El islam se extravía entre esas consideraciones de un Corán considerado inmutable, que ordena crueldades y asesinatos, y el rechazo a esas mismas crueldades y asesinatos que otros dicen cometer siguiendo las licencias coránicas.

Como consecuencia de ese rigor que imponen unas leyes inalterables, podemos ver a mujeres de negro, tapadas de la cabeza a los pies, que reprochan a otras, también cubiertas de arriba abajo, que el manto que las cubre no sea lo bastante tupido. Y en nombre de ese islam nostálgico de sus primeros tiempos, el Estado Islámico asesina a miles de personas inocentes con una crueldad sin precedentes pero, al parecer, consustancial con el contenido coránico. No se aparta de su esencia.

Aunque minoritarios, algunos musulmanes son conscientes de la urgente necesidad de introducir reformas, de revisar algunos textos que son inaplicables y se han quedado caducos en el siglo XXI. Son musulmanes que están a favor del laicismo, de la enseñanza de los principios de tolerancia y respeto del diferente desde la infancia, que están a favor de los valores humanistas y desean un islam sosegado, pacífico y reservado a la esfera privada.

Pero son musulmanes que nunca verán ese islam que creen tan auténtico como el originario y verdaderamente representativo de la paz, la convivencia, la tolerancia y la bondad, más allá de simples declaraciones reivindicativas en ese sentido, pero poco creíbles a la luz de los textos vigentes.

¿Sería creíble una renuncia a la obligación de conquistar el mundo para el islam o al fin de la persecución de los infieles? Con ello dejaríamos de sentirnos amenazados. Desgraciadamente, habremos de seguir protegiéndonos de ese islam rígido e integrista denominado wahabismo que se sigue en Arabia Saudí y Qatar. Los mismos que financian la construcción de mezquitas en España desde donde poder propagar su radicalismo. No se predica el integrismo porque hay vigilancia para evitar el fomento del terrorismo, pero cuando se financia algo es porque se busca una utilidad favorable a quien pone su dinero en ello.

Bien es cierto que no todos los musulmanes son iguales, pero llegado el momento ninguno de los moderados y pacíficos querrá verse separado del islam por no acudir a la llamada para expandir o defender su religión. Finalmente, salvo que pongan límites al Corán, posiblemente todos serán iguales.

VERSÍCULOs que justifican la matanza en el nombre del Yihad

VERSÍCULO An Anfal 8:17 – “No erais vosotros quienes les mataban, era Alá Quien les mataba. Cuando tirabas, no eras tú quien tiraba, era Alá Quien tiraba, para hacer experimentar a los creyentes un favor venido de Él. Alá todo lo oye, todo lo sabe”

Esta es una absolución por adelantado para quien mata “en nombre de Alá”. Los musulmanes violentos nunca tienen sentimientos de culpa tras las matanzas de infieles porque el Corán les proporciona el buen sentimiento de que no hacen nada malo matando a quienes no creen.

Este versículo les convence que, aunque los infieles sean matados con sus manos, es realmente Alá el que está matando. Significa que los musulmanes no tendrán ninguna culpa al matar a un infiel porque es el deseo de Alá y Alá solamente está utilizando sus manos para matar a los infieles.

Aquí se utiliza una frase “cuando tirabas, no eras tú quien tiraba, era Alá”. La palabra tirar se refiere a tirar las armas hacia los infieles. Por ejemplo tirar la lanza, la bomba o misiles.

Así que totalmente se justifica que la matanza de infieles es el gran deseo de Alá y los musulmanes lo hacen porque Alá lo hace a través de sus manos.

VERSÍCULOS que incitan el odio hacia los infieles

VERSÍCULO At Tauba 9:73 - ¡Profeta! ¡Combate contra los infieles y los hipócritas, sea duro con ellos! Su refugio será el infierno. ¡Qué mal fin…!

El Corán habla con el profeta Mahoma para que todos los musulmanes también lo oigan y sigan. Dice el Corán que hay que ser duro con los infieles y los hipócritas, e indudablemente hay que iniciar la guerra santa (Yihad) contra ellos.

Según el Corán los que no creen en el islam, no importa qué buenas personas son, entraran en el infierno. Es porque según el Corán los que no son creyentes del islam no son humanos de primera clase como los musulmanes y no deben estar en este mundo que creen ha sido creado solamente para los musulmanes.

VERSÍCULO At Tauba 9:123 - ¡Creyentes! ¡Combatid contra los infieles que tengáis cerca! ¡Qué os encuentren duros! ¡Sabed que Alá está con los que Le temen!

VERSÍCULO Al Furqan 25:52 - No obedezcas a los infieles y a través del Corán haced Yihad esforzadamente contra ellos, el gran yihad, con toda la fuerza.

A menos que estos versículos fueran excluídos del Corán –algo imposible por tratarse de la palabra de Alá– no puede afirmarse sin faltar a la verdad que el islam es una religión de paz y fraternidad.

Ahora he de preguntar al lector: ¿Le parece que soy yo quien está incitando al odio hacia el islam o es precísamente el islam quien no sólo incita a los suyos al odio sino que impone consignas de crueldad y muerte contra nosotros?

La mejor defensa es un buen ataque. Acusaciones de islamofobia, blasfemia, difamación, incitación al odio y otras no son sino cortafuegos que persiguen cortar por lo sano cualquier crítica hacia el islam, lo cual comprende que no se citen estos desventurados versículos que tanto perjudican el buen nombre del islam.

Pero aunque consigan que los gobiernos impongan la ley del silencio, siguen siendo lo que son y sus mandatos siguen estando vigentes, sólo que sin publicidad, reservadamente.

No se puede creer en la buena fe de quienes en lugar de corregir lo malo sólo intentan silenciar las críticas.


Leer más »


¿El Estado Islámico mata siguiendo el Corán? – 1ª parte


domingo, 21 de junio de 2015

« SIN COMENTARIOS - Pulsar para comentar»

Un estudiante de medicina de la ciudad británica de Cardiff
identificado como el asesino de Peter Kassig, de 26 años, un
cooperante estadounidense.

- La incitación al odio es un delito. La difamación también.
Pero cuando se revelan las consignas más crueles del islam
no se incita al odio, sólo se previene contra el mal que nos
acecha usando una legítima defensa a que tenemos derecho.
Tampoco se difama al islam cuando lo que se citan son sus
propias palabras. Son ellos los que amenzan y no nosotros.
Son ellos -su Corán- los que incitan al odio contra nosotros.
Nadie sino ellos mismos incitan al rechazo de sus acciones.
Ni incitar al odio ni difamar al islam es la intención de este
Blog, solamente dar a conocer lo que se oculta con malicia
para aparentar que el islam es sólo paz, bondad y tolerancia.
Por el contrario, contiene intolerancia, hostilidad, violencia,
discriminación, menosprecio e incitación al odio contra los
no creyentes, todo lo cual infringe claramente el nuevo art.
510 del Código Penal español.


El próximo 1 de julio entrará en vigor la última reforma del Código Penal. A partír de entonces la realidad del islam quedará definitivamente penalizada por las leyes españolas, al menos sobre el papel y aunque nunca se les aplique el artículo 510 -nuestra Justicia es así- por lo menos servirá de contención a las pretensiones musulmanas de que sean perseguidos quienes critiquen al islam. El islam merece críticas, como todo aquello que nos afecte, y no hay razones para silenciarlas. En cuanto a la incitación al odio, que se miren en un espejo.


En los medios musulmanes se argumenta que el Corán es un libro revelado a la gente como guía al camino recto y en este libro Dios ordena al hombre adoptar buenas conductas morales. Esta moralidad está basada en conceptos como el amor, la compasión, la tolerancia y la misericordia. Dios llama a toda la gente a la moral del islam, por la cual la compasión, la misericordia, la paz y la tolerancia podrían ser experimentadas en todo el mundo:

Y añaden que los valores del Corán, mantienen al musulmán responsable de tratar a toda la gente, ya sean musulmanes o no, de manera, amable y justa, protegiendo al necesitado y al inocente y previniendo la "diseminación del daño". El daño comprende todas las formas de anarquía y terror que mueven la seguridad, el bienestar y la paz. Como Dios, dice en un verso, "Dios, no ama a los corruptores". (Corán 28:77).

Sin embargo el islam permite la pederastia. Así de contradictorio es el islam y todo eso tan idílico se contradice con los versículos que siguen. Parece que en el islam pueden encontrarse demasiados versículos contrapuestos e incompatibles entre sí, de forma que puede haber toda clase de interpretaciones según quien las haga y convenga. Puede hacerse la guerra contra inocentes “infieles” al amparo del Corán o puede predicarse la concordia y la tolerancia con ellos. De esta forma tanto los musulmanes moderados como los radicales tienen la justificación y sustento a sus respectivas versiones.

Unos exponen la compasión, la misericordia, la paz y la tolerancia como los auténticos valores del islam y otros exhiben los mandatos que ordenan perseguir y exterminar a los infieles. Lo peor de todo es que ambos llevan razón, hasta que la Guerra Santa sea declarada porque en ese mismo instante todos ellos, pacíficos o no, están obligados a luchar por la defensa y expansión del islam.

El Corán, el libro sagrado de los musulmanes, es el que marca las pautas a todo buen musulmán. Si bien puede interpretarse de la forma más benévola posible para quitarle malevolencia y crueldad, lo que dice es taxativamente claro y en muchos de sus versículos muestra la cristianofobia que hoy algunos de sus seguidores llevan a la práctica en Siria.

No hay otra interpretación posible a lo que tan expresamente se dice en sus versículos y la única forma de presentarnos un islam amable y pacífico es ignorar y ocultar cuanto en el Corán contradice tan beatífica imagen. Cuando se dice «¡Creyentes! ¡Combatid contra los infieles que tengáis cerca!» no puede interpretarse que van a ir a coger flores con los infieles que tengan cerca por mucho que se empeñen en querer convencernos de lo que no es, aunque al Papa Francisco parece que le han convencido porque hizo un alegato afirmando que el islam es todo paz y amor a pesar de que en esos momentos ya estaban asesinando con alevosía a miles de cristianos. Creo que su silencio hubiera sido preferible.

Por supuesto no todos los musulmanes son terroristas ni se van a combatir a Siria, pero el Corán es su Biblia y su Catecismo y han aceptado voluntaria y firmemente seguir sus enseñanzas y mandatos. No hay un islam violento y otro islam pacífico, hay un único islam regulado por un único Corán con unas metas muy claras y unas consignas demasiado explícitas como para aceptar gato por liebre. Es evidente que los musulmanes trabajarán para convencernos de su bondad hasta que puedan imponer sus condiciones. Solamente en ese momento veremos realmente cual es el verdadero islam, el enemigo de los infieles que nos engañó con su mejor cara mientras era débil.

Los versículos del Corán que siguen infringen la última reforma del artículo 510 del Código Penal español ya que parecen fomentar, promover e incitar públicamente, directa o indirectamente, al odio, hostilidad, discriminación y violencia contra los infieles, además de humillar, menospreciar y discriminar a la mujer.

A la vista de estos versículos parece que el Corán presuntamente contiene muchas de las cosas que las leyes de los países democráticos recogen como delitos, contraviniendo además la Declaración Universal de los Derechos Humanos, por lo que podría declararse incompatible con las leyes españolas. Vean el enlace al art. 510 en la cabecera de este blog y juzguen ustedes mismos.

VERSÍCULOS que ordenan a los musulmanes hacer la Yihad obligatoriamente

VERSÍCULO Al Baqrah 2:191-Matadles donde quiera que los encontréis y expulsadles de donde os hayan expulsado. La oposición (a vuestra creencia)/ aguantar persecución es peor que matar.

VERSÍCULO Al Baqrah 2:193 -Combatidles hasta que cese la oposición y la adoración debida sea solo por Alá.

VERSÍCULO Al Baqrah 2:216 - Estáis obligados a participar en la guerra, aunque os disguste. Puede que os disguste algo que os conviene y améis algo que no os conviene. Alá sabe, mientras que vosotros no sabéis.

VERSÍCULO Al Baqrah 2:218 - Quienes creyeron en Alá y dejaron sus hogares, combatiendo y participando en la guerra esforzadamente por Alá, pueden esperar la misericordia de Alá.

VERSÍCULO Al Baqrah 2:244 - . - ¡Combatid por Alá y sabed que Alá todo lo oye, todo lo sabe!

VERSÍCULO Al Imran 3:157 - Y si sois muertos o matados en el camino de Alá (Yihad), el perdón y misericordia de Alá son mejores que lo que ellos amasan.

VERSÍCULO Al Imran 3:158 - Si sois muertos o matados en el camino de Alá, seréis, congregados/reunidos/llevados enfrente Alá.

VERSÍCULO Al Imran 3:169 - Y no penséis que quienes han caído en el camino de Alá hayan muerto. ¡Al contrario! Están vivos y sustentados junto a su Alá.

VERSÍCULO Al Imran 3:195 - Su Señor escuchó su plegaria: “No dejaré que se pierda obra de ninguno de vosotros, lo mismo si es varón que si es mujer, que habéis salido los unos de los otros. Borrare las malas obras de quienes emigraron y fueron expulsados de sus hogares, de quienes padecieron por causa Mía, de quienes combatieron y fueron muertos, y les introduciré en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos: recompensa de Alá”. Alá tiene la mejor recompensa.

VERSÍCULO An Nisa 4:71 - ¡Creyentes! Preparad sus armas, marchad en diferentes grupos o formando un solo cuerpo.

VERSÍCULO An Nisa 4:74 - ¡Quienes cambian la vida de aquí por la otra (salvación) combatan por Alá! A quien combatiendo por Alá, sea muerto o salga victorioso, le daremos una magnífica recompensa.

VERSÍCULO An Nisa 4:84 - ¡Combate, en el camino de Alá! Sólo de ti eres responsable. ¡Pero anima a los creyentes, animales a combatir y unirte! quizás Alá refrenará el [el ejército] poder de los infieles. Alá dispone de más violencia y es más terrible en castigar.

VERSÍCULO An Nisa 4:91 - Hallaréis a otros que desean vivir en paz con vosotros y con su propia gente, (pero que) cada vez que son tentados de nuevo a la discordia, caen precipitadamente en ella. Así pues, si no os dejan tranquilos y no os ofrecen la paz y no refrenan sus manos, cogedles y matadles allí donde deis con ellos: porque contra estos si os hemos dado plena autorización (para combatir y matar).

VERSÍCULO Al Maida 5:35 - Creyentes! ¡Temed a Alá y buscad el medio de acercaros a Él! ¡Combatid por Su causa! Quizás, así, prosperéis.

VERSÍCULO Al Anfal 8:39 - Combatid contra ellos hasta que no haya más persecución y se rinda todo el culto a Alá. Si cesan, Alá ve bien lo que hacen.

VERSÍCULO Al Anfal 8:60 - ¡Preparad contra ellos toda la fuerza, toda la caballería que podáis para amedrentar al enemigo de Alá y vuestro y a otros fuera de ellos, que no conocéis pero que Alá conoce! Cualquier cosa que gastéis por la causa de Alá os será devuelta, sin que seáis tratados injustamente.

VERSÍCULO Al Anfal 8:65 - ¡Profeta! ¡Anima a los creyentes al combate! Si hay entre vosotros veinte hombres tenaces, vencerán a doscientos. Y si cien, vencerán a mil infieles, pues éstos son gente que no comprende.

VERSÍCULO Al Anfal 8:74 -Los creyentes que emigraron y hicieron Yihad por Alá, y quienes les dieron refugio y auxilio, ésos son los creyentes de verdad. Tendrán perdón y generoso sustento.

VERSÍCULO Al Anfal 8:75 - Quienes, después, creyeron, emigraron y combatieron con vosotros en el Yihad, ésos son de los vuestros. Con todo, y según la Escritura de Alá, los unidos por lazos de consanguinidad están más cerca unos de otros. Alá es omnisciente.

VERSÍCULO At Tauba 9:5 - Una vez transcurridos los meses sagrados matad a aquellos que atribuyen divinidad a otros juntos con dios dondequiera que los encontréis, hacedles prisioneros, sitiadles y acechadles desde cualquier lugar que se os ocurra, pero si se arrepienten, establecen la oración y pagan el impuesto de purificación, dejadles en paz: pues ciertamente, dios es indulgente, dispensador de gracia.

VERSÍCULO At Tauba 9:14 - ¡Combatid contra ellos! Alá les castigará a manos vuestras y les llenará de vergüenza, mientras que a vosotros os auxiliará contra ellos, curando así los pechos de gente creyente.

VERSÍCULO At Tauba 9:20 - Quienes crean en Alá, emigren y hacen Yihad por Alá con su hacienda y sus personas tendrán una categoría más elevada junto a Alá. Ésos serán los que triunfen.

VERSÍCULO At Tauba 9:24 - Di: “Si preferís vuestros padres, vuestros hijos, vuestros hermanos, vuestras esposas, vuestra tribu, la hacienda que habéis adquirido, un negocio por cuyo resultado teméis y casas que os placen, a el camino de Yihad por Alá y Su Enviado, esperad a que venga Alá con Su orden…” Alá no dirige al pueblo perverso.

VERSÍCULO At Tauba 9:38 - ¡Creyentes! ¿Qué os pasa? ¿Por qué, cuando se os dice: “¡Id a la guerra (Yihad) por la causa de Alá!” permanecéis clavados en tierra? ¿Preferís la vida de acá a la otra? Y ¿qué es el breve disfrute de la vida de acá comparado con la otra, sino bien poco…?

VERSÍCULO At Tauba 9:39 - Si no vais a la guerra, os infligirá un doloroso castigo. Hará que otro pueblo os sustituya, sin que podáis causarle ningún daño. Alá es omnipotente.

VERSÍCULO At Tauba 9:41 - ¡Id a la guerra, tanto si os es fácil como si os es difícil! ¡Luchad por Alá con vuestra hacienda y vuestras personas! Es mejor para vosotros. Si supierais…

VERSÍCULO At Tauba 9:111 - Alá ha comprado a los creyentes sus vidas y su hacienda, ofreciéndoles, a cambio, la gloria. Combaten por Alá: mueren o les matan. Es una promesa de verdad, contenida en la Tora, en el Evangelio y en el Corán. Y ¿quién respeta mejor su alianza que Alá? ¡Regocijaos por el trato que habéis cerrado con Él! ¡Ése es el éxito grandioso!

VERSÍCULO Al Haj 22:58 - A quienes, habiendo emigrado por Alá (en el camino de Yihad), sean muertos o asesinados, Alá les proveerá de bello sustento. Alá es el Mejor de los proveedores.

VERSÍCULO Al Haj 22:78 - ¡Haced Yihad por Alá como Él se merece! Él os eligió y no os ha impuesto ninguna carga en la religión ¡La religión de vuestro padre Abraham! Él os llamó ‘musulmanes’ anteriormente y aquí, para que el Enviado sea testigo de vosotros y que vosotros seáis testigos de los hombres. ¡Haced la azalá y, dad el azaque! ¡Y aferraos a Alá! ¡Él es vuestro Protector! ¡Es un protector excelente, un auxiliar excelente!

VERSÍCULO Al Ankabut 29:6 - Quien combate por Alá combate, en realidad, en provecho propio. Alá, ciertamente, puede prescindir de las criaturas.

VERSÍCULO As Saf 61:4 - Alá ama a los que luchan en fila por Su causa, como si fueran un sólido edificio.

VERSÍCULO As Saf 61:11 - ¡Creed en Alá y en Su Enviado y combatid por Alá con vuestra hacienda y vuestras personas! Es mejor para vosotros. Si supierais…

VERSÍCULO At Tahrim 66:9 - ¡Profeta! ¡Combate contra los infieles y los hipócritas! ¡Muéstrate duro con ellos! Tendrán sus fin en el infierno ¡Qué mal fin…!


Dios nos libre de religiones de paz como esta.


Continuará...

Leer más »


Separatistas gallegos falsifican su cultura


viernes, 5 de junio de 2015

« SIN COMENTARIOS - Pulsar para comentar»


Los incultos defendiendo la cultura gallega


Otra de catetos, esta vez gallegos. Según el BNG, si eres gallego y hablas en español estás insultando a Galicia. No importa que el castellano sea el idioma materno de millones de gallegos allí nacidos y criados y tan gallegos como esos imbéciles tan limitados.

El pasado mayo, el portavoz del BNG –el partido independentista gallego–, Xavier Vence, arremetió contra el presidente de la autonomía gallega, Alberto Núñez Feijóo, del Partido Popular, por hacer su campaña “en español”, que es una de los lenguas oficiales de Galicia, junto al gallego.

“El último insulto que podía recibir este país es un presidente que hace campaña despreciando el gallego”, declaró el líder del Bloque Nacionalista Gallego (hay que advertir que cuando habla de “país” este señor se refiere a Galicia).

Una crítica tan estúpida como cómica e injusta ya que quien va a hablar en público lo hace en el idioma que estos mejor entienden. A nadie se le olcurriría hablarle en ruso a un andalúz para convencerlo de algo y ese anacrónico político de pueblo, aferrado al terruño, debería comprender que si hay cientos de miles de gallegos castellano-hablantes, hablarles en ese idioma no ofende a nadie salvo a él.

Según las encuestas, una mayoría de gallegos hablan en español, ya sea de forma exclusiva o compaginándolo con el uso del gallego. Que un político considere ofensivo que tantos gallegos hablen en español sólo cabe calificarlo como una mezcla de fanatismo y majadería. Las encuestas revelan que los padres gallegos manifiestan una preferencia mayoritaria por el castellano en educación primaria y secundaria, mientras que en infantil y en ciclos formativos gana por mayoría el modelo bilingüe. Los que prefieren sólo educación en gallego están en minoría y al parecer no piensan salir de su aldea nunca.

Salvo esa minoría, con independencia de su elección, los gallegos no respaldan la enseñanza monolingüe en gallego que quisieron imponer por decreto el BNG y sus monaguillos del PSOE. Y lo mismo sucede con los libros de texto ya que los padres gallegos prefieron libros en castellano o bilingues. Es evidente que las preferencias de los gallegos son totalmente distintas de los dictados políticos. Hay que recordar que el PSOE y el BNG sólo ofrecían gratis a las familias los libros de texto en gallego.

Esta gentecilla tan corta de miras en tantos aspectos y tan sectaria, sin embargo tiene sus metas en los escalones más altos del poder. Este moderno neandertal gallego aspira a gobernar en Galicia, tanto a nivel municipal como a nivel de diputaciones y gobierno autonómico. El BNG ya estuvo en la Xunta entre 2005 y 2009, y trató a los gallegos hispanohablantes como forasteros en su propia tierra, como si fueran malos gallegos y se tratase de un error que habría que corregir, llegando al extremo de establecer un apartheid escolar en el que educar a los hijos en su lengua materna se contemplaba como un privilegio reservado para los gallegohablantes, aunque unos y otros paguen impuestos por igual.

Lo que hace el BNG sí que es un insulto a Galicia, pues usa su nombre para disfrazar un proyecto que tiene dos objetivos en la esfera lingüística: acabar con la riqueza idiomática que disfrutan en Galicia y suprimir la libertad de los gallegos para hablar el idioma que prefieran.

Pero también el independentismo gallego, como los otros independentismos, trata de imponer por la fuerza lo que la gente no acepta espontánea y voluntariamente. No es la primera vez que encapuchados imponen la violencia o agreden a policías y manifestantes de la plataforma Galicia Bilingüe.

Tampoco falta en Galicia la hipocresía separatista que vemos en otras provincias. Varias organizaciones, todas ellas citadas por los medios como la mar de respetables y algunas de ellas regadas por subvenciones que salen del dinero de los contribuyentes, han salido a apoyar a estas acciones y a los violentos. Para el nacionalismo gallego agredirte porque tus opiniones no le agradan es, simplemente, “defender el gallego”.

Todos los independentismos comparten los mismos fanatismos idiomáticos y crean planes de “normalización” e “inmersión” orientados a que en unas décadas sólo se hable el dialecto local porque eso los hace más diferentes. Pero tal intervencionismo idiomático, creador de una ficción lingüística, sólo les aleja de la realidad ciudadana y no devuelve la pureza cultural a la región.

Cualquier imposición cultural por la fuerza no se corresponde con la realidad cultural. Se trata de una recreación falsificada.

Me siento directamente ofendido cuando se menosprecia el idioma de la mayoría de españoles. Considerar que hablar español es un insulto es una incitación a la hostilidad y la discriminación, un menosprecio que lesiona mi dignidad y que está recogido como delito en el artículo 510 del Código Penal.


Leer más »


Los proxenetas y nuestras mantenidas


jueves, 4 de junio de 2015

« SIN COMENTARIOS - Pulsar para comentar»


Cuanto más incultos, más separatistas.


Son nuestras mantenidas. Las hemos dado lo mejor que teníamos, todas nuestras atenciones han sido para ellas y hemos tirado de cartera para que no las faltase de nada. Sus exigencias nos han costado esfuerzos económicos en perjuicio de otras necesidades que teníamos, pero ni así. Nos odian y encima dicen que las robamos.

Nos han estado engañando para exprimirnos y ahora que estamos en crisis se han echado en brazos de otros que les prometen una mejor vida y total independencia. Las han embaucado unos pocos que sólo persiguen explotarlas en beneficio propio. Son los embaucadores proxenetas que quieren tener su propio territorio donde explotar a quienes caigan en sus promesas.

A nuestras mantenidas no les bastan siglos de convivencia con nosotros y prefieren marcharse de la casa común para empezar una nueva aventura del brazo de los proxenetas cantamañanas, unos impresentables que se burlan de las leyes y que debían estar en la cárcel si nuestro padre de familia tuviera valor para hacer cumplir la ley en lugar de acceder al contínuo chantaje de nuestras mantenidas, que se lo gastan en estupideces para aparentar lo que no son.

Nuestras mantenidas, las provincias separatistas de Vascongadas y Cataluña, esas provincias españolas a las que hemos venido dando el dinero que se ganaba en otros lugares de España para contentar sus exigencias y convertirlos en ciudadanos de primera con el dinero de los demás, son unas desagradecidas que no se merecen el nivel de vida en que las hemos situado y que seguimos pagando.

Tanto una como otra región disfrutan de un grado de privilegio sin paralelos en el resto de la nación. En el caso de las Vascongadas, su economía y su sistema de bienestar social son sostenidos de manera directa e innegable por el resto de los españoles. Bien pueden jactarse los nacionalistas vascos de que su Sanidad es la mejor del Estado o de que sus pensiones son las más elevadas.

Así es porque a cada ciudadano español le cuesta al año no menos de dos mil euros el que se mantenga en pie la Sanidad vasca y porque su sistema de pensiones lo costeamos bien generosamente entre todos aceptando que el nuestro entregue renumeraciones inferiores a los que se retiran tras una vida de trabajo. Nuestros recortes son sus mejoras.

Gracias a la figura del concierto –que el catedrático Mikel Buesa definió acertadamente hace años como el «pufo vasco»– las Vascongadas tienen mesa y mantel puesto por el resto de España contribuyendo a las cargas comunes de manera menos que simbólica.

No es mucho peor la situación de privilegio de Cataluña. A pesar de que representa más del 30 por ciento de la deuda de la totalidad de las Comunidades Autónomas y de que en los últimos años se han subido los impuestos de todos los españoles para que Artur Mas no tenga que cerrar ni una sola de sus embajadas en el extranjero –por el contrario, ha seguido abriendo nuevas legaciones– y pueda seguir financiando el nacionalismo catalán en los territorios que desea someter, como Aragón, Valencia y las Baleares, los nacionalistas catalanes están más que descontentos mientras el resto de España lleva años sintiendo como un peso insoportable las insaciables exigencias de todos y cada uno de sus sectores y, ocasionalmente, alguna voz se atreve a discrepar.

Las oligarquías políticas de estas dos regiones españolas no están, sin embargo, satisfechas y llevan décadas sembrando el odio a España desde una educación, unos medios de comunicación y una red clientelar que se encuentran totalmente bajo su control.

Es dificil entender por qué nuestras mantenidas nos odian cuando soportamos sus dispendios con nuestros bolsillos, cuando soportamos su desprecio y cuando aguantamos sus desplantes una y otra vez mientras reciben nuestro dinero. Quizás lo que falta es una buena hostia legal en vez de dinero. Un abuso por su parte que suele terminar en la delincuencia. Muchos padres cayeron en ello y están arrepentidos de no haber parado los pies a sus hijos en su momento.

Como es lógico, nuestras mantenidas se han crecido ante nuestra pasividad y públicamente fomentan, promueven e incitan directa e indirectamente al odio, hostilidad, discriminación y violencia contra nosotros, lesionando nuestra dignidad mediante acciones que entrañan humillación, menosprecio y descrédito hacia España y los españoles, por todo lo cual me siento agredido y exijo que a todos los estamentos independentistas de Cataluña se les aplique el artículo 510 del Código Penal, tanto en su redacción antigua como modificada en cuanto sea procedente.

Nuestras mantenidas han resultado ser unas engreidas provincianas que están en manos de delincuentes que incumplen tanto las decisiones judiciales como la Constitución y la legislación vigente.

La Justicia bien, gracias. Ausente y a lo suyo, o sea, al servicio de la política dictada por una panda de inútiles a quienes erróneamente les dimos el Gobierno para que continuasen la labor de Zapatero.


Leer más »


Catalanes que incitan al odio – 2ª parte


miércoles, 3 de junio de 2015

« SIN COMENTARIOS - Pulsar para comentar»


El Partido Socialista de Cataluña alardeaba de su desprecio
a los españoles a través de su cuenta de Twitter


Lo sucedido en la Escuela Pía de Santa Ana –ver comentario anterior– no es nuevo ni la excepción. La discriminación, repulsa e incitación al odio de lo español no es una infame bajeza exclusiva de los separatistas reconocidos, esos independentistas que parecen serlo de toda la vida pero que hasta hace bien poco aplaudían a Jordi Pujol, fiel servidor del Gobierno de Madrid durante toda su vida política, sino que también es un indigno atributo del socialismo catalán, sumisamente contentado por el PSOE.

Tienen gracia estos nuevos independentistas, que destacan por su hambre de dinero, empezando por la familia Pujol, reconvertida en “independentistas históricos” desde que fueron informados que les estában investigando. Nada como declarar rápidamente la independencia para huir de la justicia española. Lógicamente, en una provincia tan corrupta, tal interés está generalizado en todos los estamentos públicos catalanes, antiguos y nuevos.

El partido socialista es cómplice de los independentismos, no sólo porque el gobierno de Zapatero fue el promotor del nuevo estatuto catalán donde se reconocía falazmente que Cataluña es una nación, dando lugar a un inédito desafío separatista, sino porque ha seguido apoyando desde entonces –noviembre 2003– el independentismo catalán.

Con una repugnante deslealtad hacia los españoles y lo español, el Partido Socialista de Cataluña (PSC) mantenía su feróz campaña contra el bilingüismo en las escuelas públicas de Cataluña y en defensa del sistema de inmersión lingüística obligatoria exclusivamente en catalán, pese a que había sido declarado ilegal por múltiples sentencias de los tribunales.

A propuesta del PSC, en octubre de 2014, el PSOE presentaba en el Congreso una enmienda para eliminar de los Presupuestos Generales del Estado la partida de 5,1 millones de euros destinada a garantizar la escolarización en castellano y en catalán de los alumnos que así lo solicitasen.

La enmienda, con gran cinismo señalaba que "no existe conflicto lingüístico en el sistema educativo de Cataluña y hay mecanismos para dar una atención específica a estos solicitantes" de educación bilingüe.

Pero, ya saben, el tiempo y las hemerotecas ponen en vergüenza a los manipuladores, mentirosos y traidores, suponiendo que tengan vergüenza. Así que los casos de padres peleando porque a sus hijos “les concedan” aquello que marca la ley en cuanto a la enseñanza también en español, han venido siendo numerosos y flagrantes, desmintiendo aquella mentirosa afirmación llevada con toda desfachatéz ante el Congreso que decía no existir conflicto alguno y que el dinero previsto para hacer frente a los costes de una escolarización bilingüe se dedicase a otra cosa.

La discriminación y menosprecio contra los españoles contenida en semejante enmienda –registrada en el Congreso– infringe el actual artículo 510 del Código Penal, por lo que debió ser perseguida de oficio por parte de quienes ya tienen el gesto torcido a base de mirar para otro lado.

Artículo 510 - Ley Orgánica 10/1995 – Vigente hasta 1 julio 2015

1. Los que provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía, serán castigados con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.


Leer más »


Catalanes que incitan al odio – 1ª parte


martes, 2 de junio de 2015

« SIN COMENTARIOS - Pulsar para comentar»


“El bilingüismo pisotea nuestra lengua”
La caradura independentista es épica. Son ellos los que pisotean.

El pasado 18 de mayo, políticos, funcionarios y profesores se congregaron frente al colegio concertado Escuela Pía de Santa Ana, para mostrar su repudio a una familia que había solicitado el cumplimiento de la legalidad en materia lingüística. La sentencia que reconoció el derecho de los padres fue calificada desde diversos medios como “un acto de guerra” y “un ataque a Cataluña”.

Visiblemente alterados y con el careto propio de quien sólo acepta sus propias leyes, ediles de E.R.C, Convergencia e Iniciativa (Izquierda Hundida), profesores, funcionarios, desaliñados militantes de las C.U.P, afiliados al A.M.P.A y elementos del hampa, vociferaron frente al colegio de los padres escolapios eslóganes diversos. Unos gritaron con el gesto descompuesto “desobediencia”, otros, inasequibles al desaliento, corearon el risible mantra de “independencia”, y no faltaron los que propusieron “arrinconar a los niños y hacerles un apartheid como a los negros“…Sorprendentemente, las monjas Caram y Forcades no asistieron al evento.

Los padres acosados, cuya única intención es que sus hijos reciban un 25% de las clases en castellano, también fueron objeto de intensos ataques desde TV3, las redes sociales y algunos destacados paletos…como Francesc-Marc Álvaro, un endémico articulista de La Vanguardia y profesor al servicio de los jesuitas de la Raimundo Lulio (Ramón Llull), quien definió como “acto de guerra” la sentencia que obliga a los escolapios de Mataró a impartir alguna asignatura en la lengua oficial.

Considerando que se trata de una impúdica manifestación de repulsa, discriminación e incitación al odio contra una familia por el hecho de ser españoles, me considero humillado, menospreciado y lesionado en mi dignidad aún sin haber entrado en vigor la reforma del art. 510.

No obstante, estamos ante un acto delictivo de acuerdo con el “antiguo” artículo 510 actualmente vigente hasta la entrada en vigor de su reforma –el 1º de julio próximo–, donde dice:

Artículo 510 - Ley Orgánica 10/1995

1. Los que provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía, serán castigados con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.


Leer más »


La antigua jueza Carmena - 1ª parte


lunes, 1 de junio de 2015

« SIN COMENTARIOS - Pulsar para comentar»


Manuela Carmena, una antigua jueza. Muy antigua.

Manuela Carmena opina que el 94% de los presos en España deberían estar en libertad y que la cárcel es para el 6% que tiene delitos de sangre o de terrorismo. A su entender, la cárcel es para los delitos considerados de "verdadero daño" para la sociedad. De eso excluye muchos otros delitos que al parecer no provocan daño. Ni los violadores ni la droga o el abuso de menores provocan daño alguno según la decrépita moral de esta antigua jueza.

Qué cosa más peregrina. Siendo jueza, sin juzgar por estar libre de causas, y aún así la Carmena pierde el juicio. En sus cabales no está, en la Justicia tampoco. ¿De dónde saca teorías que en ningún lugar del mundo se toman como bondad sino como estupidez suicida? Me pregunto, ¿por qué siempre los marxistas van en contra de lo que generalmente se tiene conceptuado como parte de lo digno, de lo honrado y desde luego legal. Delincuentes a la calle ¿por qué?

Imaginen todos los violadores en la calle, todos los condenados por corrupción de menores, pornografía infantil, abusos sexuales de menores, proxenetismo, apropiación indebida, contrabando, daños, estafa, hurto, delito societario, fraude fiscal, narcotráfico y el mundo criminal de la droga, negligencia médica, caza de especies protegidas, daños al medio ambiente, delito ecológico, asociación ilícita, apología del terrorismo, tenenencia ilícita, tráfico o depósito de armas o explosivos, evasión de capitales, malversación de caudales públicos, resistencia a la autoridad usurpación de autoridad, títulos y honores, falsificadores de moneda, documentos y arte, maltratadores, acosadores, defraudadores, los que incitan al odio, los condenados por delitos de racismo, por tráfico de personas y muchos otros pululando por las calles.

Afirma la yaya Carmena que la mayor parte de los reclusos tenían que estar fuera. «– “Todo el tema de la droga, de las minucias, todo eso fuera.”» Apunten: “TODO el tema de la droga y las MINUCIAS…”

Y en plena borrachera de sinceridad, añadía: «–“ Me parece un disparate que la gente que viene con droga en el estómago a Barajas o a cualquier aeropuerto esté en la cárcel. Esa gente no puede ir a la cárcel, es un delito que no tiene maldad.”»

Pero esta irresponsable exjueza no toma en consideración la maldad inherente al tráfico de drogas, la destrucción de seres humanos y de familias que provoca la droga transportada pacíficamente por esos inocentes camellos que, según la antigua jueza, no tienen maldad alguna. Sólo quieren ganar dinero de una forma tan lícita y moral como esa minucia del tráfico de drogas.

Seríamos el paraíso de la delincuencia que provocaría un efecto llamada a toda la delincuencia internacional. Aquí sentarían sus bases desde los falsificadores hasta las mafias que traen droga en el estómago de los viajeros, ya que estarían libres de cárcel. Esta antigua jueza no sabe lo que dice y si desgraciadamente lo ha dicho en plenitud de facultades, nunca debería haber sido votada por querer echar toda la mierda sobre la sociedad en lugar de apartarla y confinarla para que nuestros hijos vivan en una sociedad limpia, segura y ejemplar. Pero ese no parece ser el modelo de la antigua jueza, que posiblemente ha visto tanta podredumbre moral en el ejercicio de su carrera que convivir con ella le parece normal.

¿Estamos tontos o ejercer de jueza desde la izquierda radical desorienta? ¿Las leyes en vigor representan algo para esta profesional de la justicia? Dios nos libre de que esta inmoral ideóloga tenga poder suficiente para poner en práctica sus desvaríos.

Y si esto debería ser así, ¿por qué cojones se redactan artículos como el 510 que nos ocupa, para meter en la cárcel hasta cuatro años por simplemente opinar? ¿Qué pasa, todos esos a la calle y los blogueros críticos a la cárcel?

Tal declaración de intenciones, junto con la puesta en libertad de más de un terrorista llevadas a cabo por ella, lesionan mi dignidad de persona cumplidora de las leyes, sintiéndome ademas discriminado por las preferencias que muestra por los delincuentes mientras desprecia a sus víctimas, los ciudadanos que se ven agredidos e impotentes por una delincuencia cuyo sitio está en la cárcel para apartarlos de la sociedad y mientras tanto se promueve e intenta su reinserción y convivencia con los ciudadanos honrados.

La antigua jueza habría vulnerado el apartado 2-a) del artículo 510 en lo relativo al menosprecio de la ciudadanía por razón de su personal ideología y desde aquí le exijo la rectificación de unas palabras que habrán producido sonrojo a muchos otros profesionales de la Justicia y que se cuidará de repetir a partír del próximo 1 de julio.


«– 2. Serán castigados con la pena de prisión de seis meses a dos años y multa de seis a doce meses:

a) Quienes lesionen la dignidad de las personas mediante acciones que entrañen humillación, menosprecio o descrédito de alguno de los grupos a que se refiere el apartado anterior, o de una parte de los mismos, o de cualquier persona determinada por razón de su pertenencia a ellos por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad…


Leer más »

Ir Arriba