• Inicio
Cargando...
Un compendio de posibles infracciones de este artículo del Código Penal.

- Pulsar aquí para ver el artículo –


La antigua jueza Carmena – 2ª parte


sábado, 11 de julio de 2015



Frases célebres:
“Si prometen una cosa y hacen otra, se acerca su bancarrota”
Gotión.- (profeta español - siglo XXI)


El periódico ABC desvela que en menos de un año como juez decana logró que en 1994 se ejecutaran hasta 36 lanzamientos diarios y alardeó de haber duplicado los desahucios en Madrid. Ahora, de la mano de los anti-desahucios es elegida para que desde el Ayuntamiento paralice los desahucios. Cuando son los perroflautas los que deciden, puede suceder cualquier cosa y la contraria, siempre bajo un paraguas ético y sin despeinarse. Por aquí no pasa nada, tragan con todo.

En 2015, Manuela Carmena ha llegado a la alcaldía de Madrid gracias (aparte del pacto con el PSOE del mentiroso Antonio Miguel Carmona) a su compromiso de oponerse a los desahucios. Veinte años antes, la juez de izquierdas presumía de haber conseguido en Madrid duplicar el número de desahucios.

El diario ABC publicaba este 10 de julio de 2015, una investigación sobre los años en que Carmena fue juez decana de Madrid. Según los datos recogidos por el periódico, cuando Carmena llegó al decanato, en 1993, el mayor número de lanzamientos era de 18 diarios; en un año, ella y su mano derecha, Marta Higueras, pusieron en marcha doce comisiones judiciales para encargarse de los desahucios cuando antes sólo había una, de modo que hubo días laborales en los que en Madrid se produjeron 36 lanzamientos.

Otra de las actuaciones de Carmena como juez decana fue la reducción de los tiempos de tramatación de estos procesos. Unos antecedentes ejemplares para quien ahora quiere hacer todo lo contrario.

El periódico publica un editorial, 'Doble rasero con los desahucios', en que reprocha a la actual alcaldesa de Madrid sus "contradicciones" para conseguir votos.

El tiempo demuestra que en política todos los cargos públicos son rehenes de su pasado y de sus contradicciones. La primera edil madrileña, Manuela Carmena, fue decana de los Juzgados de la capital en los años noventa. Durante su primer año en esa responsabilidad, duplicó el número de personas desalojadas a diario por impagos de hipotecas y alquileres.

Marta Higueras, su actual mano derecha en el Consistorio, fue también su estrecha colaboradora como coordinadora del departamento de notificaciones y embargos de los Juzgados, y se ufanaba de haber agilizado tanto los desahucios que llegaron a ejecutarse en apenas diez días.

Lo exponía como criterio de eficacia y presumía de haber actualizado en tres meses más de setecientos expedientes atrasados, con sus correspondientes expulsiones de viviendas.

Es más, al llegar Carmena a los Juzgados, había doce comisiones judiciales encargadas de los desahucios, pero solo funcionaba una. La entonces decana reactivó con urgencia las otras once. A fin de cuentas, cumplía la ley. Y no sería motivo de reproche alguno si no fuera porque ahora, como líder de una marca blanca de Podemos y alcaldesa, propone medidas muy diferentes que nunca contempló ni aplicó como juez. Moratorias de los bancos y acreedores, alojamientos temporales en hoteles, cesión de viviendas para fomentar alquileres sociales... Es el espíritu de una flagrante contradicción.

La situación extrema de un desahucio suele ser desgarradora, y humillante en muchos casos. Pero el doble rasero moral de la izquierda radical no puede ser una coartada para manipular los dramas ciudadanos, ni argumento electoral para su utilización ventajista.

Carmena hizo exactamente lo contrario de lo que ahora defiende. Con los desahucios, el populismo ha fomentado una falacia como promesa con tal de conseguir votos y acaparar poder.

Pero esta señora, que nunca debió llegar a jueza, no hace más que seguir el secular guión de la izquierda: Buenas palabras y promesas hasta tomar el poder. Después sectarismos y bajezas y sin dejar de joder.

Les incluyo más abajo algunos enlaces con ejemplos de lo que han hecho socialistas y comunistas respecto a los desahucios. Todos ellos capitanes de la justicia social.

Como español de a pie, me siento humillado y lesionado en mi dignidad de ciudadano español por el menosprecio que muestran hacia nosotros y nuestra inteligencia los políticos de la nueva casta que nos engañan cada día como se demuestra con sus actitudes y las contrarias, según convenga a los intereses del momento.

Por considerar que fomentar los desahucios y más tarde ostaculizarlos, sin dejar de mantener en alto la misma bandera y puño cerrado, es un acto de desprecio al buen juicio, criterio y razón de los españoles, considerándolos unos meros contribuyentes incapaces del mejor discernimiento y sometidos a su mejor juicio y sabiduría, que le permite estar por encima de la simple ciudadanía, considero que Manuela Carmena está incapacitada para ocupar un cargo público con poder de decisión dado que carece de la coherencia, objetividad e imparcialidad exigibles.

En consecuencia, entiendo que la exjueza Manuela Carmena presuntamente infringe el artículo 510-2ª del Código Penal por cuanto su actitud tiene de menosprecio hacia el ciudadano español, al que considera tonto, salvo que la voten.



Para saber más:

– Rubalcaba hablemos de desahucios
– Desahucios-1
– Desahucios-2




0 Comentarios:

Publicar un comentario

Ir Arriba